Os presento… ¡el aceite de camelia!

 

Nos gustaría presentaros un aceite muy especial y que utilizamos mucho en los productos de Lamia Biocosmética. Es el aceite de semilla de camelia.

Este maravilloso aceite proviene de las semillas del arbusto Camelia Oleifera, de la familia de las teáceas. Es un arbusto originario de Asia, donde desde hace miles de años se han aprovechado los beneficios de su aceite, tanto para cocinar como para usos cosméticos.

En Japón, por ejemplo (puedes buscar tsubaki oil), se dice que el aceite de camelia es el responsable de las pieles sedosas que lucen las mujeres japonesas.

¿Qué tiene de especial?

 

  • Por un lado, es un aceite muy hidratante y suavizante. Es muy agradable al tacto gracias a su alto contenido en ácido oléico (80%).
  • Por el otro, es un aceite bastante seco (aunque suene contradictorio). No deja sensación grasa, sino sedosa, y se absorbe rápidamente. Esto es gracias a los taninos presentes en este aceite, que hacen que tenga una acción astringente.
  • Como extras, esta maravilla tiene vitaminas A, B, C y E y otros antioxidantes que ayudan a proteger nuestra piel de los daños causados por la exposición al sol, a la polución, etc.

En resumen, el aceite de camelia lo tiene todo: hidrata y nutre sin engrasar y además aporta vitaminas y antioxidantes a nuestra piel. ¡Por eso es el ingrediente principal de nuestro Aceite Hidratante!

¿Te animas a probarlo?

Fuente: Power of the Seed. Susan M. Parker

Por | 2017-10-14T16:21:48+00:00 1 junio, 2017|Sin categoría|