1. LA MANZANILLA 〈plantas locales con super-poderes para la piel〉

Esta amarga florecilla silvestre es conocida sobre todo por aliviar los problemas estomacales, nauseas, ardores, diarreas, vómitos… Y aunque sabemos que en nuestro organismo todo está conectado y que una buena digestión es esencial para una piel sana, no la hemos elegido por estas virtudes.

 

Resulta que la manzanilla se ha utilizado en tratamientos para la piel desde la antigüedad por ser, sobre todo anti-inflamatoria, cicatrizante, suavizante y antiséptica. Tal vez os suenen estos componentes (nos ponemos almo más técnicas)…

– Bisabolol: calmante, anti-inflamatorio, anti-bacterial… muchísimos cosméticos lo contienen porque ayuda a mantener la piel calmada y contenta.
– Camazuleno: también anti-inflamatorio, es el componente que hace que sea azul (¡en serio!) el aceite esencial de manzanilla alemana.
– Apigenin: presente en las flores de la manzanilla, este flavonoide está demostrando en estudios recientes tener super-poderes capaces de reducir el daño oxidativo del ADN y reducir el crecimiento de las células cancerígenas humanas.

No está mal, ¿no?

Ideas para utilizar la manzanilla en casa:

1. ¿Has intentado tomarte una infusión de manzanilla cuando no estés mal del estómago? ¡Puede que te sorprenda! No sólo hidratará tu cuerpo y por lo tanto tu piel, sino que al ayudarte con la digestión, sentirás más energía y la barriga menos hinchada. También te beneficiarás de sus propiedades anti-inflamatorias… y esto mejorará tu salud en general, lo que finalmente se notará en tu piel.

2. Esta misma infusión puedes guardarla en el frigorífico (durante no más de 2-3 días) y utilizarla como tónico facial. Calmante, refrescante, anti-inflamatorio y antiséptico… masajea un poco de tónico sobre el rostro limpio antes de hidratarlo. También es perfecta para lavar los ojos. ¿Se utiliza mucho en casos de conjuntivitis!

3. ¿Qué tal un relajante baño de manzanilla? Para quienes aun tengan bañera… dicen que el truco para no malgastar tanta agua es no bañarse sólo 😉
Tienes tres opciones. La más sencilla es poner directamente un puñado de flores secas de manzanilla en el agua caliente antes de sumergirte. Claro que puede que atasques las tuberías… Como alternativa, mete las flores en un saquito de tela antes de introducirlas en la bañera, o haz una infusión generosa y echala al agua. Entre el agua calentita, el ratito que te dediques a no hacer nada y las propiedades de la manzanilla, este baño de relajará y te preparará para un sueño profundo y reparador.

¿Habéis probado estos remedios? ¿Conocéis otras maneras de utilizar la manzanilla? Me encantaría que me las contarais…

Fuentes:
Las 100 mejores plantas medicinales para tu salud. Vega, Antonio. 2011.
Herbal Recipes for Vibrant Health. Gladstar, Rosemary. 2001.
http://www.herbhedgerow.co.uk/chamomile-uses-in-natural-beauty-skincare/

Por | 2017-12-08T11:46:12+00:00 8 diciembre, 2017|Sin categoría|