SIROPE DE JENGIBRE ¿Refresco o infusión?

Esta es una de mis recetas favoritas del momento. Es fácil, saludable (jeje, bueno, con un poquito de azúcar de más…) y muy muy rica! Os animo a probarla!

Si no habéis hecho un sirope nunca, se trata de crear una especie de almíbar que luego puedes diluir el agua para crear bebidas caseras sabrosas al momento.

En el caso del sirope de jengibre, lo mejor que tiene tiene es que se puede mezclar tanto con agua caliente para crear una infusión calentita y reconstituyente, como con agua fría o incluso con agua con gas! Esta última versión es mi favorita… el resultado final es una especie de sprite pero con todo lo bueno del jengibre y del limón y sin ninguna guarrada añadida. ¿Te apuntas?

Ingredientes:

– 1 raíz de jengibre pequeña, pelada y rallada (unos 50g)

– 2 tazas de agua 

– 2 tazas de azúcar (evita el azúcar blanco y refinado!)

– 2 limones (ecológicos mejor)

Elaboración:

1. En un cazo, pon el agua a hervir y añade el jengibre.

2. Añade el azúcar y mezcla bien.

3. Deja que la mezcla hierva a fuego lento durante 30 minutos.

4. Añade el zumo de los dos limones (si son ecológicos, puedes echar la cáscara también) y deja que todo siga hirviendo otros 10 minutos más.

5. Cuélalo y envasa el líquido resultante.

6. Una vez frío, mezcla 1 parte de sirope con 9 de agua (caliente o fría) y a disfrutar!

*Esta mezcla aguanta varios días en el frigorífico por su alto contenido en azúcar, pero si quieres asegurarte de que te dure más tiempo, puedes envasarlo al vacío (como cuando embotas tomate… embotas tomate?) o congelarlo en cubitos de hielo para tener la ración lista para usar!

 

¿Por qué deberías probarla?

Además de ser fácil de preparar y muy versátil, esta bebida es además muy beneficiosa para nuestra salud.

Propiedades del jengibre: es antiinflamatorio, ayuda a combatir los virus, ayuda a hacer mejor la digestión, calma los estómagos revueltos, ayuda a combatir el frío, ayuda a eliminar mucosidad, refresca el aliento…

Propiedades del limón: está llenito de vitamina C, ayuda a frenar o combatir resfriados, refuerza las defensas, es depurativo, equilibra nuestro ph (y un sinfín de propiedades más!)…

Así que en resumen, a disfrutar!

(¿Lo has probado? ¿Qué tal te ha salido? ¡Cuéntanos!)

Por | 2018-02-25T12:51:51+00:00 25 febrero, 2018|Sin categorizar|

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.