¡Lo prometido es deuda! Así que aquí comparto la receta de esta mascarilla tan sencilla y resultona, divertida y eficaz 😊.

 

¡La Mascarilla Peel Off DIY de Té Verde y Té Matcha!

Ingredientes:

  • Una cucharadita de agar agar: gelificante
  • Dos cucharaditas de té matcha: super antioxidante y antiinflamatorio
  • 125ml de té verde*: antioxidante y astringente
  • 10 gotas de Sérum Revitalizante**: efecto buena cara, iluminador, nutritivo (extractos de granada, frambuesa, rosa mosqueta, zanahoria), equilibrante…

 

*también puedes utilizar agua, u otra infusión que te apetezca: manzanilla si tienes la piel sensible, malva si la tienes muy seca…

**esta es mi recomendación para un efecto iluminador, aunque puedes utilizar el aceite facial o sérum que mejor le vaya a tu piel.

 

Mascarilla natural Peel Off de té verde y té matcha

Mascarilla natural Peel Off de té verde y té matcha

¿Cómo se hace? 

 

  1. Prepara 125 ml de té verde, cuélalo y déjalo enfriar.
  2. Añade al té verde frío el agar agar y el té matcha y revuelve bien. Si te quedan grumos puedes pasarlo por la batidora.
  3. Pon la mezcla a fuego suave y, mientras remueves, deja que hierva 1 minuto. Para evitar que los ingredientes se degraden, ¡no lo hiervas más!
  4. Una vez retirada la pasta del fuego, añade el aceite o sérum y mézclalo bien. Este ingrediente es importante, sobre todo si tienes la piel seca, porque el té es astringente y si no añades un aceite o sérum facial puede resecarte la piel.
  5. Una vez retirada la pasta del fuego,es la hora de aplicarla sobre la piel limpia. Tendrás que ir probándola, para aplicarla en el punto justo en el que no quema pero tampoco se ha enfriado, ya que al enfriar la pasta se solidifica. Puedes aplicarla con una brocha, pincel o con las manos. Te recomiendo aplicar una capa fina por todo el rostro, y después seguir con una segunda capa. Así se retirará más fácilmente.
  6. Relájate durante 10 minutos. La mascarilla se secará mucho antes, pero te recomiendo dejarla sobre tu piel un ratito más.
  7. ¡A divertirse! Toca pelar la mascarilla. Una vez hayas retirado la mascarilla de las zonas más fáciles, puedes retirar el resto con agua o arrastrando suavemente con una toalla limpia. A mí esta segunda manera es la que más me ha gustado… ¡me ha dejado la piel excepcionalmente suave!
  8. Toca hidratar el rostro con tu aceite, sérum o crema favorita. Estas son mis recomendaciones para ti:
  • Aceite Facial Hidratante si tienes la piel seca y sueles sentirla tirante, irritada y fina.
  • Sérum Revitalizante si tienes la piel más grasa y quieres equilibrarla sin resecarla o si notas tu piel tristona y apagada y necesitas aportar luminosidad.

 

 

¿Te animas a probarla? Y lo que sería más divertido aún… ¿te animas a hacer un vídeo de tu experiencia y compartirlo con el #MascarillaVerdeLamia?

 

(pinchando aquí puedes ver el vídeo que hice yo de esta mascarilla… ¡venga, anímate!)